La policía ha arrestado a Miki Matsuoka, de 34 años, que no tiene ninguna ocupación conocida. El 4 de enero estaba en una tienda con un cuchillo de 15 cm cuando finalmente encontró a una mujer en la tienda, una mujer china (31 años) y la apuñaló en la cabeza.

La víctima sufrió un corte de 10 cm y fue llevada al hospital en ese momento, sin riesgo por su vida.

Matsuoka admitió el crimen y dijo a la policía: “Compré un cuchillo de cocina para matar a alguien, cuando hablé con ella, no me gustó su actitud, así que pensé en matarla”.

La mujer china estaba en Japón por turismo y nunca antes había visto Matsuoka.