Un bar en China que decidió convertir su entrada en una vagina gigante poniendo piernas inflables a ambos lados ha enfurecido a las autoridades chinas, mientras que las personas con sentido del humor se han reído.

El propietario decidió celebrar el Día del Soltero (11 de noviembre) transformando el exterior de su bar en una vagina, ya que colocó grandes patas inflables a ambos lados de la entrada e hizo que la entrada fuera de color rosa.

Por las redes, el personal promovió el bar con una foto de la visión lasciva con el título “¡Ven, ven, ven! Me he preparado especialmente para ti” – esto enfureció tristemente a muchos en los medios sociales que desconocían el concepto llamado “humor”, ya que supuestamente calificaron la decoración de “vulgar” e “irrespetuosa hacia las mujeres”.

Se dice que los sitios de noticias chinos censuraban la foto y que las patas inflables fueron amputadas ocho horas después de haber sido colocadas en respuesta a la reacción de “no se permite la diversión”, si no sólo debido a que la oficina de cultura del condado ordenó la confiscación inmediata.

A la manera china, los involucrados se vieron obligados a escribir una promesa declarando que nunca más volverán a realizar tales actos; el propietario fue multado con 元4,500 ($642) y un portavoz también emitió una disculpa pública, mencionando que “no consideraron plenamente las consecuencias de sus acciones porque eran jóvenes”.

Fuente